¿Cuántas hipotecas se pueden tener?

Requisitos para tener dos hipotecas
📑 Aquí podrás encontrar 👇

Una de las dudas más frecuentes que surgen cuando se quiere comprar una segunda vivienda es si se puede pedir una nueva hipoteca teniendo ya una en curso. La respuesta es que sí, siempre que se cumplan una serie de requisitos y condiciones.

Requisitos para tener dos hipotecas

Los bancos son más exigentes a la hora de conceder una segunda hipoteca, ya que el riesgo de impago es mayor. Por eso, para poder acceder a este tipo de financiación, se suelen pedir las siguientes condiciones:

  • Estar al corriente de los pagos de la primera hipoteca y no tener otras deudas pendientes.
  • Tener unos ingresos altos y estables que permitan hacer frente a las dos cuotas mensuales sin superar el 35-40% de la capacidad de endeudamiento.
  • Contar con un buen historial crediticio y un perfil solvente.
  • Disponer de un ahorro previo suficiente para cubrir los gastos de la operación y una parte del precio de la vivienda, ya que el porcentaje máximo que se financia suele ser menor que en la primera hipoteca.
  • Aportar garantías adicionales, como un avalista o una propiedad libre de cargas, en caso de que el banco lo solicite.
Ventajas e inconvenientes de tener dos hipotecas

Ventajas e inconvenientes de tener dos hipotecas

Tener dos hipotecas puede tener sus pros y sus contras, dependiendo de la situación personal y financiera de cada uno. Algunas de las ventajas son:

  • Permite comprar una segunda vivienda para disfrutarla como residencia vacacional o para alquilarla y obtener una rentabilidad.
  • Ofrece una mayor flexibilidad que otras opciones, como la ampliación de capital o el cambio de hipoteca, ya que se trata de dos préstamos independientes con condiciones diferentes.
  • Permite aprovechar las ofertas y las condiciones actuales del mercado hipotecario, que pueden ser más favorables que las de la primera hipoteca.

Por otro lado, algunas de las desventajas son:

  • Implica asumir un mayor endeudamiento y un mayor riesgo financiero, ya que se tienen que pagar dos cuotas mensuales durante un largo periodo de tiempo.
  • Conlleva unos gastos e impuestos más elevados que otras alternativas, como la ampliación de capital o el cambio de hipoteca, ya que se trata de una nueva operación hipotecaria.
  • Requiere cumplir unos requisitos más estrictos y difíciles de conseguir que en la primera hipoteca, ya que el banco evalúa con más rigor la solvencia del cliente.
Artículo Recomendado:  Hipoteca FIJA con UCI

Ampliación de hipoteca para comprar otra casa

Otra opción para comprar una segunda vivienda es ampliar el capital de la primera hipoteca. Esto significa modificar el contrato del préstamo para obtener un dinero extra que se puede destinar a la adquisición de otro inmueble.

Requisitos para ampliar el capital de la hipoteca

Para poder ampliar el capital de la hipoteca, es necesario cumplir una serie de requisitos y condiciones, tanto por parte del cliente como por parte del banco. Algunos de ellos son:

  • Que el banco acepte realizar la novación del préstamo, es decir, el cambio en las condiciones del contrato. Esto dependerá del criterio y la política de cada entidad.
  • Que el valor actual de la vivienda sea superior al importe pendiente de la primera hipoteca más el capital adicional que se solicita. Para ello, se tendrá que realizar una nueva tasación del inmueble.
  • Que el cliente mantenga o mejore su capacidad de pago y su solvencia. Para ello, se tendrá que presentar nuevamente la documentación económica y laboral.
  • Que el cliente asuma los gastos e impuestos derivados de la novación del préstamo. Estos pueden incluir comisión por novación, gastos de notaría, registro, gestoría y tasación, e impuesto sobre actos jurídicos documentados.
Segunda hipoteca condiciones

Ventajas e inconvenientes de ampliar el capital de la hipoteca

Ampliar el capital de la hipoteca puede ser una buena opción para comprar otra casa en algunos casos, pero también tiene sus pros y sus contras. Algunas de las ventajas son:

  • Permite obtener un dinero extra sin tener que contratar un nuevo préstamo, lo que simplifica la gestión y la tramitación.
  • Implica unos gastos e impuestos menores que los de una segunda hipoteca, ya que se trata de una modificación del contrato y no de una nueva operación.
  • Permite mantener o mejorar las condiciones de la primera hipoteca, aprovechando el tipo de interés, el plazo y las bonificaciones que se hayan pactado.

Por otro lado, algunas de las desventajas son:

  • Implica aumentar el endeudamiento y el riesgo financiero, ya que se debe más dinero al banco y se alarga el plazo de amortización del préstamo.
  • Requiere que el banco acepte la novación del préstamo, lo que no siempre es posible o puede conllevar unas condiciones menos favorables para el cliente.
  • Supone perder la posibilidad de desgravar por la compra de la segunda vivienda, ya que solo se puede deducir por la adquisición de la vivienda habitual.
Artículo Recomendado:  Como anular un pago con tarjeta

Segunda hipoteca condiciones

La segunda hipoteca es un préstamo hipotecario que se solicita sobre una vivienda que ya tiene una hipoteca en vigor. Se trata de una opción poco habitual y poco recomendable, ya que implica un alto nivel de endeudamiento y unos gastos muy elevados.

Requisitos para solicitar una segunda hipoteca

Los requisitos para solicitar una segunda hipoteca son muy similares a los de una primera hipoteca, pero con un nivel de exigencia mayor. Algunos de ellos son:

  • Tener unos ingresos altos y estables que permitan hacer frente a las dos cuotas mensuales sin superar el 35-40% de la capacidad de endeudamiento.
  • Contar con un buen historial crediticio y un perfil solvente, sin tener otras deudas o impagos registrados.
  • Disponer de un ahorro previo suficiente para cubrir los gastos de la operación y una parte del precio de la vivienda, ya que el porcentaje máximo que se financia suele ser menor que en la primera hipoteca.
  • Aportar garantías adicionales, como un avalista o una propiedad libre de cargas, en caso de que el banco lo solicite.

Condiciones de una segunda hipoteca

Las condiciones de una segunda hipoteca suelen ser menos ventajosas que las de una primera hipoteca, ya que el banco asume un mayor riesgo al prestar dinero sobre una vivienda que ya está gravada con otra hipoteca. Algunas de las condiciones habituales son:

  • Un tipo de interés más alto que el de la primera hipoteca, tanto si es fijo como si es variable. Esto implica pagar más intereses a lo largo del préstamo.
  • Un plazo de amortización más corto que el de la primera hipoteca, lo que implica pagar unas cuotas mensuales más altas.
  • Una financiación máxima más baja que la de la primera hipoteca, lo que implica tener que aportar más dinero propio para comprar la vivienda.
  • Una vinculación más alta que la de la primera hipoteca, lo que implica tener que contratar más productos con el banco para obtener mejores condiciones.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

👇 También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir