MÁS

El proceso de contratación: ¿Cómo es y cuáles son las etapas de la contratación?

¿Has encontrado una oferta de trabajo interesante? ¿O tal vez recién está comenzando su búsqueda, pero le gustaría saber más sobre el proceso de contratación? ¡Has venido a un gran lugar!

En este artículo encontrarás toda la información necesaria sobre el proceso de contratación desde la perspectiva del empleador y del empleado. También aprenderá cuáles son las diversas etapas del reclutamiento y cómo prepararse para ellas.

¿Cómo es el proceso de contratación?

El proceso de contratación en cada industria y empresa puede ser ligeramente diferente. En una pequeña startup también será menos complicado que en una gran corporación multinacional. Sin embargo, la mayoría de los empleadores siguen un patrón único de contratación.

De hecho, hay tres tipos de reclutamiento: interno, externo y mixto. El primero es seleccionar un empleado para un nuevo puesto de entre las personas que trabajan actualmente en la empresa. El externo, como puede suponer, es en el que todos piensan cuando escuchan la palabra reclutar. Se trata de contratar a un empleado externo a la empresa. La mixta es una modalidad de contratación en la que tanto los empleados de una determinada empresa como los de fuera pueden optar a un determinado puesto.

Es difícil decir inequívocamente qué proceso es el mejor y cuál es el peor. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Sin embargo, cuando un empleador decide contratar a un nuevo empleado, debe tener en cuenta los costos y el tiempo asociados a su implementación.

Etapas de reclutamiento

Ahora que sabe cuáles son los tipos de reclutamiento y cuáles son realmente, puede consultar la lista a continuación, que le muestra cómo es el proceso paso a paso.

1. Determinar la demanda de otras empresas por un determinado empleado.

Antes de que el empleador coloque un anuncio de trabajo, debe familiarizarse con el mercado laboral y verificar qué necesitan otras empresas de la industria. También debe determinar qué competencias clave y experiencia laboral necesita del nuevo empleado. Además, un elemento importante es determinar la cantidad máxima que puede gastar en su salario.

2. Elaboración de una oferta de trabajo.

Una vez que sepa a quién está buscando y tenga toda la idea lista, puede publicar un anuncio de trabajo. Al principio, lo mejor es ubicarlos en 2-3 de los sitios web más populares en una industria determinada, y cuando después de un tiempo no haya demasiada respuesta, puede ampliar su búsqueda con más portales.

3. Búsqueda y selección de candidatos.

Muchas empresas más grandes tienen su propio departamento de recursos humanos, que es responsable de reclutar nuevos empleados. Sin embargo, si no tienes uno, todo el proceso será tuyo. Además de colocar un anuncio, también puede navegar por LinkedIn, lo que no excluye la selección de un futuro empleado en función de las solicitudes de CV enviadas. Lo más importante aquí es encontrar un empleado con las habilidades y conocimientos profesionales adecuados.

4. Entrevista telefónica o entrevista.

Después de la selección inicial de candidatos, los empleadores suelen llamar a personas seleccionadas. A veces sucede que nos invitan inmediatamente a una entrevista de trabajo, pero con mucha más frecuencia al principio nos entrevistan por teléfono.

El número de entrevistas que realiza un empleador depende obviamente del número de candidatos y de la calidad de las solicitudes. En este caso, cuanto más altos sean los requisitos, más tiempo suele llevar el proceso de contratación. Es mucho más fácil encontrar un empleado con conocimientos básicos sobre un tema determinado que un especialista en un campo determinado.

5. Tarea práctica.

Casi siempre, durante una entrevista, puede encontrarse con una tarea práctica hoy, cuyo propósito es verificar las competencias del candidato. Esta no es una etapa obligatoria de contratación, pero muchos empresarios deciden dar este paso para comprobar si el candidato ha mentido en el CV.

6. Segunda entrevista de trabajo.

Si hay muchos candidatos para un puesto determinado, es probable que no lo contraten de inmediato. El empleador primero debe verificar a todos los solicitantes y solo entonces toma una decisión. Si hiciste tu trabajo durante la primera entrevista. Es posible que lo inviten a un segundo dentro de un tiempo, donde se discutirán preguntas más específicas.

7. Toma de decisiones por parte del empleador.

¿Cómo es el reclutamiento?

Si no hay obstáculos para la cooperación tanto por parte del empleado como del empleador, el empleador decide contratar.

8. Empleo de una persona seleccionada.

El último paso es negociar los términos del contrato en detalle y contratar a una persona seleccionada. El futuro empleador debe presentar una oferta tal que el potencial empleado vea que recibe lo mejor y que el empleador lo quiere en esta empresa.

Actualmente, los bonos de empleo muy populares son beneficios relacionados con concesiones para pases de gimnasio, días libres adicionales y atención médica adicional.

Como puede ver, el proceso de reclutamiento no es tan complicado. Solo después, cuando el empleador tiene que reportar al nuevo empleado a la Caja de Seguro Social, surgen asuntos más formales, pero no demasiado complicados.

La contratación desde el punto de vista del empleado

El empleado, al igual que el empleador, debe empezar a buscar trabajo analizando el mercado. Es muy importante conocer las capacidades de otras personas en la industria, el salario promedio para un puesto determinado y las expectativas de los empleadores. Si ya lo ha hecho, puede pasar a navegar por los listados.

Vale la pena señalar aquí que incluso 100-200 personas solicitan algunos trabajos. Por lo tanto, vale la pena escribir un CV y ​​una carta de presentación de tal manera que sorprenda positivamente al empleador y capte su atención.

Al preparar un currículum profesional, debe prestar atención a la plantilla que elija y el estilo en el que escribe. Cuando se aplica a empresas más pequeñas, puede permitirse un poco de holgura y normalidad. Cuando envíe su currículum a grandes empresas o corporaciones, recuerde que aquí casi se requiere un estilo formal.

También vale la pena ingresar las habilidades profesionales requeridas por el empleador en el CV. Pero no mientas si no sabes algo. Ingrese solo las habilidades blandas y los rasgos de carácter que lo describen. Cuanto más te describas a ti mismo, más te parecerá al candidato ideal.

Si logras pasar por el proceso de selección, que solo requiere enviar un CV bien preparado, serás invitado a una entrevista. Debe saber cómo vestirse y comportarse durante una entrevista de trabajo. Además, vale la pena preparar y practicar las respuestas a las preguntas frecuentes durante las entrevistas. Gracias a ellos evitarás el estrés y los afrontarás sin problemas.

Después de la conversación, todo lo que queda es esperar. Si te interesa un puesto determinado, también puedes enviar un correo electrónico en el que agradezcas la reunión. Tal acción le mostrará al empleador que te preocupas por el trabajo y también resultará ser una persona comprometida y educada.

Si su empleador lo selecciona, recibirá una llamada telefónica invitándolo a una entrevista final. Durante el mismo, discutirá los términos detallados de empleo y firmará un contrato.

¡Camino a seguir! ¡Te acaban de contratar!

Como puede ver, tampoco hay elementos en el lado del empleado que serían torcidos o complicados de alguna manera. Todo el proceso es realmente simple y requiere solo un poco de compromiso y voluntad.

Si tiene alguna pregunta para nosotros sobre el proceso de contratación u otros temas relacionados con la solicitud de un trabajo, utilice la sección de comentarios a continuación o envíenos un correo electrónico. Responderemos todas las preguntas 😉

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba