Conceptos básicos de finanzas que debes conocer

Conceptos básicos de finanzas
📑 Aquí podrás encontrar 👇

Las finanzas son el estudio de la gestión del dinero y de las decisiones que implican la obtención, el uso y la distribución de recursos financieros. Las finanzas se aplican tanto a nivel personal como empresarial, y abarcan aspectos como el ahorro, la inversión, el presupuesto, el endeudamiento, el financiamiento y la rentabilidad.

Para entender mejor el mundo de las finanzas, es importante conocer algunos conceptos básicos que se utilizan con frecuencia en este campo. En este artículo te explicamos cinco de ellos: riesgo y beneficio, valor del dinero en el tiempo, liquidez, costos de oportunidad y financiamiento.

Riesgo y beneficio

El riesgo y el beneficio son dos conceptos que miden la rentabilidad y la incertidumbre de una inversión. El riesgo es la probabilidad de que el resultado de una inversión sea diferente al esperado, y el beneficio es la diferencia entre el valor final y el valor inicial de la inversión.

Generalmente, a mayor riesgo, mayor beneficio potencial, y viceversa. Esto se debe a que los inversores exigen una mayor recompensa por asumir un mayor riesgo. Por ejemplo, si se invierte en una empresa nueva e innovadora, se puede obtener un gran beneficio si tiene éxito, pero también se puede perder todo si fracasa. Por el contrario, si se invierte en un depósito bancario seguro, se puede obtener un beneficio moderado pero garantizado.

El riesgo y el beneficio dependen de varios factores, como el tipo de inversión, el plazo, el mercado, la diversificación y la tolerancia al riesgo del inversor. Para evaluar el riesgo y el beneficio de una inversión, se pueden utilizar indicadores como la rentabilidad esperada, la desviación estándar, el coeficiente de variación o el ratio de Sharpe.

Valor del dinero en el tiempo

El valor del dinero en el tiempo es el principio que establece que el dinero que se tiene hoy vale más que el mismo dinero que se tendrá en el futuro, debido a la inflación, los intereses y las oportunidades de inversión.

La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios. La inflación reduce el poder adquisitivo del dinero, es decir, la cantidad de bienes y servicios que se pueden comprar con una misma cantidad de dinero. Por ejemplo, si la inflación anual es del 2%, 100 euros hoy valdrán 98 euros dentro de un año.

Artículo Recomendado:  Invertir en proyectos sostenibles – 2+2 formas
Valor del dinero en el tiempo
Valor del dinero en el tiempo

Los intereses son el precio que se paga o se recibe por prestar o depositar dinero. Los intereses aumentan el valor del dinero en el tiempo, ya que permiten obtener un beneficio por renunciar al uso del dinero durante un periodo determinado. Por ejemplo, si se deposita 100 euros en una cuenta bancaria que ofrece un 5% de interés anual, se tendrá 105 euros dentro de un año.

Las oportunidades de inversión son las alternativas que existen para emplear el dinero en proyectos o activos que generen una rentabilidad. Las oportunidades de inversión incrementan el valor del dinero en el tiempo, ya que implican renunciar al consumo presente para obtener un consumo futuro mayor. Por ejemplo, si se invierte 100 euros en un negocio que ofrece un 10% de rentabilidad anual, se tendrá 110 euros dentro de un año.

Para calcular el valor del dinero en el tiempo, se pueden utilizar fórmulas como el interés simple, el interés compuesto, el valor presente o el valor futuro.

Liquidez

La liquidez es la capacidad de convertir un activo en dinero sin perder su valor. Un activo es líquido si se puede vender rápidamente y sin dificultad. Por ejemplo, el dinero en efectivo es el activo más líquido, mientras que un inmueble es un activo poco líquido.

La liquidez es una característica importante tanto para los individuos como para las empresas, ya que les permite hacer frente a sus obligaciones financieras a corto plazo. La falta de liquidez puede provocar problemas como impagos, morosidad o quiebra.

La liquidez depende de varios factores, como la demanda y la oferta del mercado, las condiciones económicas generales, las características del activo, el grado de información disponible o el nivel de riesgo asociado.

Para medir la liquidez, se pueden utilizar indicadores como el ratio de liquidez, el ratio de solvencia, el ratio de tesorería o el ratio de endeudamiento.

Artículo Recomendado:  Conozca estas 5 cosas primero. | Maestro de la mermelada

Costos de oportunidad

Los costos de oportunidad son los beneficios que se dejan de obtener al elegir una alternativa en lugar de otra. Los costos de oportunidad reflejan el sacrificio que se hace al tomar una decisión económica, ya que al elegir una opción se renuncia a los beneficios que se podrían haber obtenido con otra.

Los costos de oportunidad son inevitables, ya que los recursos son escasos y las necesidades son ilimitadas. Por lo tanto, es importante identificar y comparar los costos de oportunidad de cada alternativa para tomar decisiones racionales y eficientes.

Los costos de oportunidad se pueden aplicar a cualquier ámbito de la vida, como el trabajo, el estudio, el ocio o el consumo. Por ejemplo, si se decide trabajar una hora extra en lugar de ir al cine, el costo de oportunidad es el disfrute que se podría haber obtenido al ver una película.

Para calcular los costos de oportunidad, se puede utilizar la siguiente fórmula:

Costo de oportunidad = Beneficio de la mejor alternativa no elegida - Beneficio de la alternativa elegida.

Financiamiento

El financiamiento es el proceso de obtener recursos financieros para realizar una actividad económica. El financiamiento puede ser interno o externo. El financiamiento interno proviene de los recursos propios de la empresa o del individuo, como las utilidades retenidas o el ahorro personal. El financiamiento externo proviene de fuentes ajenas a la empresa o al individuo, como los préstamos bancarios, las emisiones de acciones o bonos, o las subvenciones públicas.

El financiamiento es necesario para llevar a cabo proyectos o inversiones que requieren un desembolso inicial mayor que los ingresos generados. El financiamiento permite anticipar el consumo o la producción futura al presente, pero también implica un costo y un riesgo.

El financiamiento depende de varios factores, como la disponibilidad y el costo del dinero, las condiciones del mercado, las características del proyecto o inversión, la capacidad y solvencia del solicitante o la normativa legal vigente.

Para evaluar el financiamiento, se pueden utilizar indicadores como el costo efectivo anual, el valor actual neto, la tasa interna de retorno o el periodo de recuperación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

👇 También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir