Guía Completa de Refinanceo de Hipotecas en EE.UU.

Guía Completa de Refinanceo de Hipotecas en Estados Unidos
📑 Aquí podrás encontrar 👇

Refinanciar tu hipoteca puede hacer más fácil el manejo de tu deuda. En esta guía, veremos el proceso y los costos del refinanciamiento. Te enseñaremos cómo empezar con Rocket Mortgage®.

Cada vez más, los dueños de casa en EE.UU. eligen refinanciar. Esto les permite mejorar su situación financiera. Si necesitas bajar tus pagos, tener una tasa de interés menor o sacar dinero de tu hogar, el refinanciamiento puede ayudar. Veremos en esta guía los tipos de refinanciamientos, qué necesitas para calificar y cómo empezar con las mejores tasas de refinanciamiento.

Puntos Clave

  • El refinanciamiento de hipotecas en EE.UU. te permite cambiar los términos de tu préstamo y hacer que tu hipoteca sea más fácil de administrar.
  • Existen diferentes tipos de refinanciamiento, como el de plazos y tasas y el de desembolso de efectivo, cada uno con sus propias ventajas.
  • Para calificar para un refinanciamiento, debes cumplir con ciertos requisitos, como tener un puntaje de crédito mínimo y un capital acumulado en tu vivienda.
  • El proceso de refinanciamiento implica encontrar un prestamista confiable, preparar la documentación necesaria y pasar por una evaluación de riesgo y una tasación de tu propiedad.
  • El refinanciamiento puede ser una excelente opción para reducir tus pagos mensuales, obtener una tasa de interés más baja o extraer capital de tu vivienda.

¿Qué es el refinanciamiento hipotecario?

Refinanciar la hipoteca significa obtener un nuevo préstamo para pagar el actual. Esto puede cambiar tu tasa de interés, plazo de pago o saldo de capital. No estás limitado a tu prestamista actual. Si eliges a otro, este pagará lo que debes y terminarás tu contrato anterior. Tienes la opción de dos tipos de refinanciamiento: cambiar plazos y tasas o recibir dinero al refinanciar.

Refinanciamiento de plazos y tasas

Al refinar para cambiar plazos y tasas, ajustas la tasa de interés o el tiempo de pago. Esto puede reducir lo que pagas mensualmente o ahorrar en intereses a largo plazo. Además, podrías calificar para una tasa menor. Sin embargo, el capital prestado y la cantidad original no cambian.

Refinanciamiento con desembolso de efectivo

Con el refinanciamiento de efectivo, conviertes en dinero el capital de tu casa. Esto incluye lo que pagaste al inicio o tus cuotas mensuales. Así, puedes usar ese dinero para varias cosas como saldar deudas, mejorar tu hogar o ahorrar para la jubilación o la universidad de tus hijos. La tasa de interés y el plazo de pago podrían variar al hacerlo.

Requisitos para calificar para un refinanciamiento

No es seguro que puedas obtener $10,000 en efectivo si ya pagaste $10,000 de tu hipoteca. Los prestamistas quieren que la equidad de tu casa sea mayor al dinero que necesitas. La equidad requerida depende del prestamista y del tipo de préstamo.

Puntaje crediticio

Cuando aplicas por un refinanciamiento, revisarán tu puntaje de crédito. Para un refinanciamiento, necesitas un puntaje de 620 al menos (580 con préstamos FHA) .

Otras deudas

Al considerarte para un refinanciamiento, tu relación entre la deuda y tus ingresos es importante. Es preferible tener menos deudas al solicitar, ya que aumenta tus opciones de aprobación.

capital necesario para refinanciar

Motivos para refinanciar tu hipoteca

Refinanciar tu hipoteca y extender el plazo puede bajar tus pagos mensuales. Por ejemplo, si antes tu hipoteca era a 15 años y la cambias a 30 años, reduce lo que pagas cada mes. Si estás teniendo dificultades con tus pagos, esta es una buena opción. Pero recuerda, si extiendes el plazo, pagas más intereses a largo plazo.

Por otro lado, acortar el plazo puede ser útil. Si refinancias para reducir el plazo, ahorras dinero en intereses. Además, tu casa estará pagada en menos tiempo.

Reducir la tasa de interés

Una menor tasa de interés es buena para ti. Si tienes buen historial crediticio o tu deuda ha bajado, quizás califiques. También, si las tasas de mercado han bajado, podrías obtener una tasa menor.

Artículo Recomendado:  Financiar sin pago inicial

Pagar menos en intereses cada mes puede ahorrarte mucho dinero con el tiempo. Así que investiga si podrías obtener una tasa más baja refinanciando tu hipoteca.

Desembolsar capital en efectivo

Refinanciando puedes sacar efectivo del capital que has acumulado en tu casa. Esto aumentará tu deuda, pero puedes usar ese dinero como quieras.

Puedes usarlo para consolidar deudas, hacer arreglos en tu casa o ahorrar para el retiro, entre otras cosas. Necesitas tener acumulado cierto monto de capital en tu vivienda para calificar para esto.

Motivos refinanciamiento hipoteca

Guía Completa de Refinanceo de Hipotecas en Estados Unidos

Encuentra un prestamista

Para empezar, elige tu prestamista con cuidado. El refinanciamiento es crucial, así que busca uno confiable y con buen precio. Compara tasas, disponibilidad y opiniones de los clientes sobre cada prestamista.

Prepara la documentación necesaria

Es vital tener los documentos a la mano para el prestamista. Esto hará más rápido todo el proceso. Prepárate con tus talones de pago, formularios W-2, y extractos bancarios. Si estás casado, también necesitarán documentos de tu pareja. Si eres trabajador por cuenta propia, podrían solicitarte más pruebas de ingresos.

Presenta una solicitud mediante tu prestamista

Listo con tus papeles, solicitar es más fácil. Cada prestamista tiene su proceso. Al ser aprobado, recibirás el documento "Estimación de préstamo". Este papel muestra los nuevos términos de tu préstamo y más.

proceso de refinanciamiento hipotecario

Evaluación de riesgo y tasación

La evaluación de riesgo es un paso clave para saber si calificas para refinanciar. Tu prestamista revisa toda la documentación que entregaste. Se aseguran de que tu casa valga lo que pides en el préstamo.

Para ello, un tasador visita tu casa. Después de su visita, te dirán el valor estimado de la vivienda. Si este valor es suficiente, podrás continuar con el proceso.

La evaluación de riesgo y la tasación son importantes en el refinanciamiento. Ayudan a que tu prestamista confíe en tu solicitud. También aseguran que el valor de tu hogar sea adecuado para el préstamo nuevo.

Estadísticas Clave Detalles
Aprobación condicional para hipoteca Significa que el evaluador de riesgo está satisfecho con la solicitud de hipoteca del prestatario.
Proceso de aprobación condicional Suele tardar de 1 a 2 semanas.
Verified Approval de Rocket Mortgage® Verifica crédito, ingresos y activos, ofreciendo una preaprobación sólida.
Beneficios de aprobación condicional Posición más fuerte en las negociaciones de compra de vivienda.
Tiempos de cierre tras aprobación condicional Varían, pero resolver rápidamente problemas puede acelerar el proceso.

Resumir, la evaluación de riesgo y la tasación son cruciales en el refinanciamiento. Tu prestamista debe quedar satisfecho. Y el valor de tu hogar tiene que ser adecuado para el nuevo préstamo. Estar listo y hablar seguido con tu prestamista es clave para un proceso sin problemas.

Proceso de cierre

El cierre de tu etapa de cierre refinanciamiento es como cuando cierras tu primera hipoteca. En este paso, se responden últimas dudas, se pagan los costos, y se firma el nuevo préstamo. Si haces un refinanciamiento con desembolso de efectivo, no recibirás dinero en ese momento.

Según la Ley de Veracidad en Préstamos, el prestamista debe darte 3 días para cancelar. Luego, transferirá los fondos a tu cuenta.

Estadística Valor
Promedio de puntaje crediticio mínimo requerido para calificar para un refinanciamiento 620 (580 si es un préstamo de la FHA)
Tiempo estimado de duración de la etapa de evaluación de riesgo de refinanciamientos Entre 1 y 2 semanas
Cantidad mínima de capital acumulado en la vivienda necesaria para calificar para un refinanciamiento con desembolso de efectivo Varía según el prestamista y programa de préstamos
Plazo estándar de espera posterior al cierre de un refinanciamiento con desembolso de efectivo según la Ley de Veracidad en Préstamos 3 días laborales
Cantidad de documentos generalmente requeridos para procesar una solicitud de refinanciamiento Dos últimos talones de pago, dos últimos formularios W-2, dos últimos extractos bancarios

Opciones de refinanciamiento en Estados Unidos

El mercado hipotecario de Estados Unidos brinda varias opciones de refinanciamiento. Los propietarios pueden elegir la más conveniente para sus necesidades. Entre las alternativas disponibles, se encuentran el refinanciamiento [tipos de refinanciamiento hipotecario ee.uu] convencional, el de la FHA, el de VA, préstamos con garantía hipotecaria y la línea de crédito HELOC, además de la hipoteca inversa.

Artículo Recomendado:  ¿Qué es el código IBAN y cómo conocer el de tu banco en España?

Refinanciamiento con retiro de efectivo convencional

Con el refinanciamiento convencional, los dueños de casa pueden obtener un nuevo préstamo que sobrepase su deuda actual. Así, reciben efectivo adicional, ideal para saldar deudas de alto interés. Es perfecto si tienes una casa valiosa y un buen crédito.

Refinanciamiento con retiro de efectivo de la FHA

El refinanciamiento de la FHA es para aquellos con crédito no tan alto. Permite tomar dinero en efectivo al refinanciar, incluso con un puntaje de 580. Aunque necesita seguro, es más accesible que el refinanciamiento tradicional.

Refinanciamiento con retiro de efectivo de VA

Esta opción es solo para veteranos, miembros del ejército y sus cónyuges. A través del VA, pueden refinanciar hasta el 100% del valor de su casa. Es genial para quienes quieren juntar deudas. Las tasas son competitivas y no se necesita seguro.

Préstamo con garantía hipotecaria

Conocido como segunda hipoteca, este préstamo te da acceso a dinero basado en el valor de tu casa. Sirve para deudas, con una tasa de interés fija y pagos mensuales estables. Es una buena opción si buscas consolidar deudas con cantidad fija y evitar sorpresas.

Línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC)

Un HELOC te da acceso a una cantidad de dinero que puedes usar como prefieras. Utiliza el valor de tu casa como garantía. Es perfecto para deudas que cambian, con la flexibilidad de usar solo lo necesario y tasas de interés que pueden ajustarse.

Hipoteca inversa

Para dueños de 62 años en adelante, la hipoteca inversa les permite sacar efectivo sin vender su casa. No necesitan pagar mensualidades adicionales. Aunque no es usual para deudas, es una opción para administrar el dinero de la jubilación sin tocar ahorros.

Consolidación de deudas mediante un refinanciamiento

¿Quieres reunir tus deudas en una sola? Un refinanciamiento hipotecario es una gran opción. Te deja unir varias deudas, como las de tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles. Así, pagas una sola tasa de interés, que puede ser más baja.

Para hacerlo bien, sigue estos sencillos pasos:

Determinar el monto total de la deuda

Inicia sumando todas las deudas que deseas saldar. Esta suma incluye el dinero que debes de tarjetas de crédito, facturas médicas o préstamos estudiantiles. Saber cuánto debes te ayuda a ver cuánto necesitarías pedir prestado para liquidar todo.

Calcular cuánto puede pedir prestado

¿Sabías que puedes pedir prestado con el valor de tu casa? Evalúa cuánto vale tu casa en el mercado. La mayoría de los prestamistas te permite un préstamo de hasta el 80% de este valor, menos lo que ya debes de tu hipoteca actual. Este resultado te dirá el máximo que podrías pedir prestado para la consolidación.

Comparar prestamistas

No todos los refinanciamientos son iguales. Por eso, es muy importante examinar las ofertas de diferentes prestamistas. Busca las tasas de interés más bajas y los términos más convenientes para tus finanzas. Fíjate también en las tarifas y condiciones de los préstamos.

Solicitar el préstamo

Ya seleccionado un prestamista, inicia el proceso de solicitud. Por lo general, esto requiere tu información financiera, como pruebas de ingreso, informes de tus deudas actuales y detalles de tu casa. El prestamista evaluará tu crédito y la tasación de tu vivienda.

Liquidar los costos de cierre

Debes estar listo para los costos de cierre, que suelen ser entre el 2% y el 6% de la cantidad que te prestan. Algunos prestamistas te permiten sumar estos costos al préstamo. Así no los pagas al principio.

Recibir los fondos y saldar su deuda

Una vez pasas por el cierre, el prestamista te da el dinero. Este dinero liquidará tus deudas pendientes. Así, todas tus deudas altas tendrán un solo pago mensual más asequible.

Implementar un plan financiero

Con tus deudas en orden, es momento de cuidar tus finanzas. Un buen plan te ayudará a pagar a tiempo y a gozar de los beneficios de tener un solo préstamo después de refinanciar.

Enlaces de origen

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

👇 También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir