Betametasona inyectable

Betametasona inyectable

La betametasona inyectable es un medicamento que pertenece al grupo de los corticosteroides, que son sustancias que tienen propiedades antiinflamatorias, antialérgicas e inmunosupresoras. Se utiliza para tratar diversas enfermedades que se caracterizan por la inflamación, el dolor, la picazón o la reacción alérgica de los tejidos.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Para qué se utiliza la betametasona inyectable?

La betametasona inyectable se puede administrar por diferentes vías, dependiendo de la enfermedad y la zona afectada. Algunas de las indicaciones más comunes son:

  • Por vía intramuscular: se usa para tratar enfermedades alérgicas, de la piel, reumáticas y otras que responden a los corticosteroides. Por ejemplo, asma, rinitis alérgica, dermatitis atópica, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, etc.
  • Por vía intraarticular: se usa para tratar la inflamación y el dolor de las articulaciones, como en la artritis reumatoide y la artrosis.
  • Por vía intrasinovial: se usa para tratar la inflamación y el dolor de las vainas de los tendones, como en la tenosinovitis.
  • Por vía intralesional o intradérmica: se usa para tratar algunas enfermedades de la piel, como el acné quístico, el liquen plano, la alopecia areata, etc.

¿Cómo se administra la betametasona inyectable?

La betametasona inyectable se debe administrar bajo la supervisión de un médico o un enfermero, siguiendo las instrucciones del prospecto y las indicaciones del profesional sanitario. La dosis y la frecuencia de la administración dependen de la enfermedad, la respuesta del paciente y los efectos secundarios.

Artículo Recomendado:  Donde compran cobre cerca de mi

La dosis inicial suele ser de 8 mg al día, pero puede variar según el caso. La dosis se puede ajustar según la evolución del paciente y los efectos adversos. La duración del tratamiento también depende de cada caso, pero se debe evitar el uso prolongado o la suspensión brusca del medicamento.

¿Qué efectos secundarios puede tener la betametasona inyectable?

La betametasona inyectable puede causar efectos secundarios locales o sistémicos, dependiendo de la vía de administración y la dosis. Algunos de los efectos secundarios más frecuentes o graves son:

  • Efectos locales: dolor, enrojecimiento, hinchazón o infección en el sitio de la inyección; atrofia o cambios de coloración de la piel; daño en los nervios, tendones o huesos; aumento del riesgo de fracturas o artrosis.
  • Efectos sistémicos: aumento del nivel de azúcar en la sangre; aumento del apetito y del peso; retención de líquidos y aumento de la presión arterial; disminución de las defensas y mayor riesgo de infecciones; alteraciones del estado de ánimo y del sueño; osteoporosis y debilidad muscular; úlceras gástricas y sangrado digestivo; alteraciones hormonales y menstruales; cataratas y glaucoma.

¿Qué precauciones se deben tener con la betametasona inyectable?

La betametasona inyectable es un medicamento que requiere una prescripción médica y un seguimiento adecuado. Antes de usarlo, se debe informar al médico sobre:

  • Las alergias a la betametasona o a otros corticosteroides.
  • Las enfermedades que se padezcan o hayan padecido, especialmente diabetes, hipertensión, insuficiencia cardíaca, úlcera péptica, tuberculosis, herpes, hepatitis, VIH, etc.
  • Los medicamentos que se estén tomando o hayan tomado recientemente, especialmente anticoagulantes, antiinflamatorios no esteroideos, anticonceptivos orales, antidiabéticos, antifúngicos, antivirales, vacunas, etc.
  • El embarazo, la lactancia o la planificación de un embarazo.
Artículo Recomendado:  Trucos sencillos para ganar la lotería

Durante el tratamiento con betametasona inyectable, se debe:

  • Seguir las indicaciones del médico sobre la dosis, la frecuencia y la duración del tratamiento.
  • No aumentar, disminuir o suspender el tratamiento sin consultar al médico.
  • Evitar el contacto con personas que tengan infecciones contagiosas, especialmente varicela o sarampión.
  • Evitar las vacunas de virus vivos, como la de la fiebre amarilla o la de la poliomielitis oral.
  • Controlar el nivel de azúcar en la sangre, la presión arterial y el peso corporal.
  • Informar al médico sobre cualquier efecto secundario o síntoma que se presente.

¿Dónde se puede comprar la betametasona inyectable y cuánto cuesta?

La betametasona inyectable es un medicamento que se vende bajo receta médica en las farmacias. El precio puede variar según la presentación, la marca y el lugar de compra. Según una búsqueda en línea, el precio aproximado de la betametasona inyectable es de 299 pesos mexicanos1.

Referencias

1Precio de betametasona inyectable

2Prospecto de Celestone Cronodose suspensión inyectable

3Betametasona: para qué sirve, efectos secundarios, dosis y usos

4Prospecto de Bronsal solución inyectable

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

👇 También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir